Los pendientes Uldia de plata con circontias blancas y negras son un clásico de lo más elegante, perfecto para toda ocasión.