La protagonista del anillo Maun es la gran piedra de ónix que está incrustada en esta pieza de
plata bañada en oro rosa. Una joya súper versátil y atrevida.