En el día a día vamos acelerados, sin pararnos un minuto a pensar en nosotros, en esos pequeños detalles que nos hacen felices, que pueden hacer más llevadera la rutina y que consiguen sacarnos una sonrisa y evadirnos por un momento. Por ello nuestro equipo quiere traerte hoy cuatro cosas que nos hacen felices, pequeñas pero valiosas.

La lectura

¿Por qué no bloquear el móvil durante unos minutos? Ese tiempo que tenemos de transporte hasta la oficina, esos minutos antes de acostarnos, o en una sala de espera… Aparta el móvil y disfruta de un libro.

En este año 2020 hay algunas novedades que nosotras no nos vamos a perder, como Las Estrellas de Paula Vázquez, que habla sobre la relación madre e hija, sumergiéndote en una historia llena de sentimientos y tragedia. O también Todo lo que no puedo decir de Emilie Pine, una colección de diferentes ensayos que hablan de temas femeninos y mujeres fuertes e invencibles.

 

Reconectar con tus amigos.

Ahora sí, coge el móvil y manda un mensaje a esa amiga con la que es siempre imposible fijar un día para quedar pero que os adoráis a pesar de todo el tiempo que lleváis sin veros. Querer es poder, y seguro que encontráis un ratito, aunque sea pequeño, para tomar un café y poneros al día. El amor y las relaciones hay que cuidarlas, dedicarles un poco de tiempo no es difícil y siempre es de agradecer.

Pasear en un día soleado.

Hace sol, ese sol que en un día de invierno saca nuestro buen humor, ponte un zapato plano esta vez y ve caminando. Pasea durante unos minutos y reflexiona sobre todo lo bueno que tienes en la vida, deja que el sol brille y respira.

Sentirse segura de una misma.

Siempre hablamos de la importancia de quererse, pero es que una de las cosas más elementales para ser feliz. Todas tenemos ese vestido, esa joya o ese pintalabios que es ponérnoslo y tener ganas de comernos el mundo. ¿A qué esperas? Póntelo un lunes o ese día que te sientas un poco peor y sal a desprender ganas de vivir y felicidad, siempre acompañándolo de la sonrisa más grande y sincera.