Este mes de enero todos estamos haciendo balance del año anterior, sopesando qué fue lo bueno y qué lo malo, en qué acertamos y en qué fallamos. Siempre acabamos todos los años haciendo esa lista interminable de objetivos típicos como comer más sano, empezar a ir al gimnasio, mejorar profesionalmente, etc. Por eso desde Luxenter queremos traerte unos propósitos diferentes, que de vez en cuando se olvidan y son de los más importantes.

QUERERSE MÁS A UNA MISMA

No damos la importancia suficiente al amor a nosotras mismos, nos dedicamos a querer y amar a los demás en vez de hacerlo primero con una misma. Es importante para estar bien y tener una actitud optimista quererse, ser capaces de mirarse al espejo y apreciar de corazón todas nuestras virtudes.

DEDICARSE UNAS HORAS

Enlazado con el propósito anterior es esencial dedicarnos un tiempo todos los días, o al menos todas las semanas. Seguramente pierdes mucho tiempo en actividades rutinarias y en otras personas, ¿por qué entonces no nos dedicamos un ratito?

Coge el calendario y cuádralo para que siempre te quede tiempo para tu momento, a lo mejor es leer ese libro que tanto te gusta, darte un baño largo practicar tu deporte favorito, lo que más te apetezca. Te prometemos que a final de año te será necesario.

 

PASAR MÁS TIEMPO CON TUS SERES QUERIDOS

A veces nos olvidamos de esas personas que hacen de nuestro mundo un lugar más feliz, sin darnos cuenta otros asuntos del día a día nos absorben. Oblígate, aunque en ese momento te de pereza salir, no te arrepentirás, y la risa con ellos será tu mejor terapia.

APRENDER ESO QUE TENÍAS PENSADO

Millones de veces se te ha pasado por la cabeza, “me gustaría saber…”, ¡ya sabes de lo que hablamos! A veces es mejorar en la cocina, aprender un idioma nuevo o incluso ir a clases de baile, ¡hazlo! No hay mejor momento que el ahora, pruébalo y lánzate.

AVENTURA

Ese viaje que te da un poquito de vértigo, tirarte en paracaídas, o declararse a un amor. Hay millones de cosas que dan miedo, pero que siempre lo has querido hacer, en esta vida quién no arriesga no gana. Hazlo, será un alivio, y seguramente saldrá todo de maravilla.