Luxenter se adentra en el mercado mongol con la apertura de su primera tienda en Shangri-La Mall

La joyería española escoge el mejor centro comercial de Ulan Batoor, Shangri-La Mall, propiedad de la cadena internacional de hoteles de lujo y el establecimiento más prestigioso de Mongolia, para abrir su primer punto de venta en este mercado asiático. 

2019 comienza con fuerza para Luxenter, que continúa su plan de expansión internacional con la apertura de su primer punto de venta en Mongolia. Para ello ha elegido el más refinado centro comercial de Mongolia, el Shangri-La Mall, que cuenta con el respaldo del homónimo mayor grupo hotelero en Asia.

Este Centro Comercial está ubicado en el corazón de la capital, Ulan Batoor, ofreciendo al público local y visitante una amplia oferta de tiendas, restaurantes y entretenimiento. En su distinguido ambiente se puede disfrutar de una experiencia de compra relajada, aunque de primer nivel, que satisfará a todos.

Fundada en 1972 por Carmen Lizarriturri, Luxenter ha experimentado un crecimiento exponencial en las últimas décadas, gracias a su propuesta de lujo accesible para todos los públicos. Su presencia internacional se refuerza ahora al incorporar un quiosco comercial en Mongolia, el cual se suma a los más de 1.000 puntos de venta que posee en todo el mundo.

Esta noticia no hace más que refrendar la política de constante crecimiento que lleva a cabo Luxenter. En el caso de esta reciente apertura, la firma prepara el terreno para iniciar una política de próximas aperturas previstas en el país, de la mano de los distribuidores locales de su elección.

Bajo el eslogan de Luxenter, “joyas para ti” se esconde mucho más: joyas en plata y acero, diferentes baños de oro, piedras semipreciosas y naturales que conforman las diferentes colecciones disponibles en esta ubicación: Lara Álvarez, Atelier, Momentos para brillar, África, Happy Gems, Essential y Pide un deseo.

El diseño de todas estas piezas se realiza pensando en un tipo de persona diferente. Por eso, y a pesar de la enorme diferencia cultural con respecto a los clientes de Mongolia, la firma se asegura poder satisfacer los deseos de cada uno, de acuerdo a su personalidad, y competir con el resto de actores de este mercado.