Carmen Lizarriturri2018-08-13T01:22:55+00:00

CARMEN LIZARRITURRI

VERSIÓN BIOGRÁFICA

Mi historia comienza en San Sebastián, ciudad donde nací en 1948 y donde pasé parte de mi infancia junto con mis padres y mis 4 hermanos.

Gracias a la profesión de mi padre, que era industrial, tuvimos que viajar regularmente a Madrid. Allí, años más, tarde conocí al amor de mi vida, José Antonio Moreno, y supe que con él formaría la maravillosa familia que tengo ahora. Era un hombre carismático, empresario de profesión, que vivía a caballo entre la República Centroafricana y Mozambique donde tenía una compañía de safaris y un negocio de productos procedentes del continente africano.

En 1972 me embarqué en la aventura de mi vida, cogí todas mis cosas y nos trasladamos a un campamento de la República Centroafricana.

Era una vida muy tranquila, aunque no muy cómoda para desplazarse ya que todo eran senderos naturales. Pese a todo me acabé adaptando con mucha facilidad a los ritmos del continente pero necesitaba algo que hacer mientras esperaba a que José Antonio regresara de sus safaris, así que decidimos fundar un pequeño negocio de importación de materias primas.

En ese momento sentí ese cosquilleo que te da la curiosidad por las piedras semipreciosas y su uso en la alta joyería.

Los brillantes, las esmeraldas y los rubíes, tan icónicos de África, se convirtieron en el elemento estrella de mi primera colección. Todavía no lo sabíamos pero ese fue el inicio de Luxenter. Sin embargo, la vida nos dio un duro golpe. En 1976 y tras 3 años de feliz matrimonio, enviudé. En ese momento yo me encontraba disfrutando de unos días en Madrid, junto con mis hijos Iván y Mencía. Fueron momentos realmente duros pero sentía que no podía rendirme, sentía que le debía algo a mi marido así que decidí seguir con nuestros sueños y me adentré, de lleno, en el mundo de la joyería.

Comencé a diseñar las colecciones entre bocetos y recuerdos, que se quedaron reflejados en la línea Silver.

Los brillantes, rubís y esmeraldas se combinaban con el oro creando piezas únicas que recrean la cultura del continente, que tan bien conocía, muy presente en la actual colección África. Ese mismo año Luxenter abrió su primera tienda, en la calle Claudio Coello 82 suponiendo un nuevo comienzo para la familia.

Tras la incorporación de mis hijos al negocio familiar, comenzamos una etapa de rejuvenecimiento, sustituyendo el oro por la plata, los brillantes por circonitas y las piedras preciosas por semipreciosas consiguiendo así ampliar nuestro target, pero sin perder un ápice del lujo y la calidad de la alta joyería.

Este paso hacia delante dió lugar a nuevas líneas en consonancia con la evolución de la mujer, llenas de color y con diseños más cuidados para ocasiones especiales.

Gracias a los sueños de mi marido, la fuerza y el apoyo de mi familia y la dedicación de mis hijos, a día de hoy, somos una gran empresa con más de 1.000 diseños nuevos al año. Tenemos más de 800 puntos de venta en toda España y alrededor de 400 puntos en el extranjero. Además me ha dado la oportunidad de trabajar, mano a mano, con grandes diseñadores como Hannibal Laguna o artistas de la talla de Edurne y Lara Álvarez para crear colecciones cápsula que reflejan su personalidad pero con la esencia Luxenter.

¡No te lo pierdas!






Recibe nuestras
ofertas y promociones

Además, al inscribirte participas al sorteo de un precioso collar
¡ME APUNTO!
close-link